Lozano

TODO EMPEZÓ EN UN PEQUEÑO HORNO DE MADALENAS

El origen de Lozano se remonta a 1976 con la elaboración artesanal de madalenas en un pequeño horno familiar en Elche. Una pasión que con el paso de los años, terminaría por convertirse en profesión, a base de constancia y dedicación. Un espíritu que pervive hoy en todas las recetas tradicionales de sus bizcochos, galletas o pasteles.

Y es que Lozano es una de esas empresas que, pese al transcurrir de los años y la incorporación de las nuevas generaciones, conservan intacta su esencia: elaborar dulces para ser disfrutados. Dulces amasados a mano, libres de ‘grasas trans’ y con huevos frescos recién cogidos.

Esa manera tan genuina de hacer las cosas es la que les ha llevado al desarrollo y mejora continua de su gama, incorporando por ejemplo, nuevas líneas de producto, como la integral y sin azúcar, o con la apertura de diferentes confiterías en la provincia de Alicante.

En la actualidad, Lozano distribuye sus productos tanto en sus confiterías propias como en pequeñas , medianas y grandes superficies de toda España, especialmente en el levante español. En materia de calidad, cuenta con la certificación ISO 9001, que exige controlar todos los procesos de producción mediante el sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos APPCC; sin duda un garante de calidad para el consumidor.

Bienvenidos a la repostería artesanal Lozano, elaborada desde el cariño.