La histórica repostería artesanal ilicitana Productos Lozano sigue siendo una referencia en Elche y provincia 43 años después, y así lo muestran sus números: alrededor de medio centenar de empleados y unas ventas en 2018 por valor de 2.963.035 euros. Fruto de la buena marcha del negocio familiar, ahora al cargo de la segunda y tercera generación de los Lozano Ruiz, uno de los hijos propietarios de la empresa ha creado una sociedad holding con la que gestionar su patrimonio: Grupo Lozano Patrimonial SL.
Antigua fábrica de Lozano

Este tipo de sociedad es bastante habitual en grupos empresariales con un importante volumen de negocio y cuando hay varias compañías o filiales además de la matriz. Esta sociedad se dedicará a la gestión y administración de todo tipo de sociedades mercantiles y todo tipo de patrimonio. Se registró en julio y empieza su andadura con 2.049.830 euros. Por ahora, el administrador único es José Luis Lozano, uno de los hijos que han heredado el negocio familiar. De hecho, es también el administrador único de Productos Lozano, la principal SL del grupo.

 

Sin embargo, el grado de participación entre los hermanos es el mismo: tanto él como Francisca Nieves, Tomás y Marisol Lozano tienen el 25% de la empresa, aunque sea José Luis quien figura como único administrador de la compañía. Con esta sociedad también se gestionará por tanto el capital y las cuestiones económicas de las otras dos SL dependientes de Productos Lozano: Lozano Expedición y Lozano Repostería Artesanal. Mientras que la primera se dedica al comercio al por mayor de azúcar, chocolate y confitería, la segunda lo hace al comercio al por menor y al por mayor de productos de panadería, alimentación, repostería y todos los productos relacionados con el sector de la alimentación, además de a la gestión de patrimonio tanto inmobiliario como mobiliario. También con el mismo miembro como administrador único.

Por otra parte, Productos Lozano cuenta actualmente con un capital social de 9.015 euros, en el balance de 2018 obtuvo unas ventas totales de 2.963.035 € y unos resultados finales de 60.207 €. En cuanto a su implantación, tiene dos confiterías (en la calle Benito Pérez Galdó, 66 y Hermanos Caracena, 116) y distribuyen sus dulces por España pero también en el extranjero. Tienen más de 200 referencias de productos y es la primera empresa repostera que ha obtenido el sello de ‘Artesanía de la Comunitat Valenciana’.

Fuente: Alicante Plaza

Deja un comentario