I+D+i

INNOVAR PARA NO PERDER NUESTRA ESENCIA

En Lozano llevamos más de 40 años obsesionados con mejorar pero hacerlo siempre sin perder nuestra identidad. Crecer pero no cambiar nuestra manera de hacer las cosas: un reto más difícil si cabe.

Por eso cada día nos preguntamos cómo podemos seguir ofreciéndole al consumidor un producto de calidad, a un  precio competitivo, una experiencia de marca satisfactoria o cómo reducir el impacto de nuestra actividad en nuestro entorno.

Pequeños gestos que van desde lanzar una nueva variedad de madalenas hasta desarrollar una línea de productos veganos o poner en marcha iniciativas sostenibles como descontar un 5% a quien venga  a nuestras confiterías con envases no desechables, de casa, y compre a granel.

Siempre a la última, pero siempre como al principio.