43 años, se dice pronto. Lo que comenzó siendo un pequeño negocio familiar, local, un horno para hacer madalenas, es hoy una empresa consolidada, referente en Elche y la provincia de Alicante. La primera empresa repostera que obtiene el sello de ‘Artesanía de la Comunitat Valenciana’.

Una empresa familiar que va ya por su tercera generación, con sus confiterías de siempre e infinidad de nuevos dulces que cada vez llegan a más lugares de España y del extranjero.

Aquí seguimos, en el mismo sitio, con la misma gente. Gracias por todas vuestras felicitaciones, personales, llamadas o vía redes sociales:

 

Deja un comentario